Se ha agregado el artículo

Ir directamente al contenido

Envíos gratis en toda la UE

    Suelo Pélvico, Yoga y Postparto

    post-parto

    Aprovechando que aun es Marzo y seguimos celebrando el mes de la mujer, hemos decidido dedicarle este post a uno de los momentos más especiales y duros de la vida de algunas mujeres: el postparto. Como bien sabes, el yoga es una disciplina que nos aporta equilibrio y, además, nos puede acompañar en todas las etapas de la vida: desde la infancia hasta la vejez pasando por el embarazo, postparto, maternidad, menstruación y menopausia.

    El Cuerpo Femenino Después del Parto

    Por regla general, las clases de yoga especializadas en postparto o mujeres que han dado a luz recientemente son espacios seguros en el que no sólo poder cuidar y trabajar el cuerpo y la mente después del parto, sino que además las clases giran alrededor de toda una serie de ejercicios clave para recuperar la movilidad y el tono de las áreas afectadas por el embarazo y el parto.

    Una de las áreas más afectadas por el embarazo es la pérdida de fuerza y tono en el suelo pélvio y los abdominales. Otras dolencias comunes son el cansancio y la dificultad por recuperar los niveles de energía, tensión en los hombros, dolor en el pecho, dolor lumbar, distensión abdominal, etc…

    Se trata de un momento muy delicado y de grandes cambios, no solo a nivel corporal, también a nivel emocional y hormonal. Por ello, todo lo que se haga y se trabaje debe hacerse dese la paciencia, el amor y la intención.

    yoga-post-parto

    El Trabajo del Suelo Pélvico

    Seguramente más de una vez habrás oído lo importante que es trabajar bien el suelo pélvico o mantenerlo activado mientras se practica yoga algunas otras disciplinas como el Pilates. El suelo pélvico o periné es una musculatura muy importante del cuerpo que cuesta mucho ver y resulta difícil entrar en contacto con ella.

    Sobre el Suelo Pélvico

    Se trata de toda una serie de músculos y ligamentos que rodean la cavidad abdominal inferior. Este conjunto de músculos se encargan de sostener todos los órganos pélvicos de la mujer: la veijga, la uretra, el útero, la vagina y también el recto. Un suelo pélvico sano y bien ejercitado permite que todos estos órganos funcionen correctamente.

    La clave para entender bien cómo funciona hay que tener en cuenta que éste se adapta a nuestro movimiento y postura. No es un elemento estático y por lo tanto está en nuestras manos ir ejercitándolo o activándolo adecuadamente para mantener los órganos y vísceras en su correcta posición dentro de la pelvis.

    ¿Sabias que un suelvo pélvico debilitado puede provocar incontinencia urinaria y todo tipo de molestias? Un suelo pélvico sin trabajar o distendido puede provocar que arqueemos nuestra lumbar más de la cuenta y con ello sufrir problemas de espalda. También se pueden sufrir prolapsos uterinos o desplazamientos de la matriz o útero: teniendo en cuenta que el útero se sostiene en la pelvis por una serie de músculos y lgiamentos si estos se debilitan el útero “cae”.

    Si sufres alguno de estos síntomas o temes sufrirlos en un futuro, te recomendamos que acudas a un especialista para que te ayude a determinar la salud de tu suelo pélvico y ejercicios recomendados.

    Yoga Para el Suelo Pélvico

    El yoga es una disciplina que nos puede ayudar a mantener el suelo pélvico sano y ejercitado ayudándonos a relajar y/o activar la musculatura según las necesidades de cada momento y cada parte del cuerpo. Esto nos permite liberar tensiones y, a la vez, tonificar los músculos correctamente.

    Cuando hablamos de suelo pélvio y yoga no sólo nos vamos a centrar en la práctica de asanas en sí sino de la importancia que tiene tomar conciencia corporal a la hora de practicar.

    Consejos Para Tomar Conciencia

    • La respiración

    Cuando nos centramos en la respiración y el cómo respiramos podremos detectar cómo se mueve la zona abdominal y cómo podemos activarla o relajarla. En yoga, se recomienda respirar fuerte por la nariz imitando el sonido de las olas del mar. Esta respiración también se conoce como respiración Ujjay.

    También se recomienda la respiración diafragmal si el objetivo que se tiene es trabajar la zona abdominal. Imagínate que quieres expandir tus costillas con cada inhalación y hacerlas pequeñas y estrechas con cada exhalación.

    • Activa los bandhas

    La palaba sánscrita bandha significa «cierre corporal». Existen tres tipos de bandhas:

      • Mulabandha: (es el que nos interesa) – contracción del perinero o suelo pélvico
      • Uddiyanabandha: contracción del abdomen en la zona de la caja torácica
      • Jaladharabandha: contracción de la garganta llevando la barbilla hacia el pecho
    postura-sarvangasana-yoga
    Postura de la vela o Sarvangasana

    Asanas Para Fortalecer el Suelo Pélvico

    • MALASANA

    Esta postura de apertura de cadera te ayudara a aliviar la tensión lumbar acumulada, estirar la musculatura de la zona pélvica y al mismo tiempo fortalecer la zona.

    • SETU BANDHASANA O SARVANGASANA

    Al poner la zona pélvica por encima del resto del cuerpo, liberaremos la zona de tensiones y nos permitirá centrar nuestra atención en la musculatura de la zona.

    • GATO / VACA

    Esta secuencia de movimientos a cuatro patas permite cojer conciencia y detectar cómo los músculos se tensan y se relajan.

    gato-vaca-asana-yoga-junglemat
    Postura gato-vaca

    Practica yoga desde la comodidad de tu casa

    Es una época para tomarse las cosas con calma, por ello te recomendamos que si no te sientes a gusto atendiendo clases presenciales te apuntes a Guroo, nuestra plataforma para practicar yoga online desde la comodidad de tu casa.

    Curso Guroo: Flex & Restore de María Cánovas

    Si buscas volver a recuperar la movilidad perdida durante los meses de embarazo te recomendamos este curso que ha sido diseñado para ganar flexibilidad de forma restaurativa centrándose en la paciencia y el trabajo tranquilo de las articulaciones y los tejidos conectivos (o fascia).

    ACCEDE AL CURSO

    curso-guroo-meditación

    Curso Guroo: Mindfulness a través del yoga por Ana Sicilia

    Está demostrado que una práctica constante de meditación y mindfulness no sólo te permitirá estar más presente y unida a tu bebé, también te permitirá sentirte más relajada, purificar tus canales energéticos y potenciar y trabajar cualidades como la calma, la compasión, el amor, la generosidad o la paciencia.

    Con este curso te adentrarás en una práctica suave de yoga para potenciar la atención en el momento presente mediante ejercicios específicos propios del Mindfulness. Gracias a la magia del movimiento suave del cuerpo y del poder que tiene este para traernos al aquí y ahora, podrás observar una mejora y un aumento de tu capacidad de atención.

    Con este curso notarás un cambio importante en tu forma de ver y sentir la vida y también te permitirá dedicar unos minutos de tu día a tu bienestar y salud mientras cuidas de tu recién nacido.

    PRACTICA MINDFULNESS

    A la lista de deseos
    A la lista de deseos
    A la lista de deseos
    A la lista de deseos
    A la lista de deseos
    A la lista de deseos
    Agotado
    A la lista de deseos
    A la lista de deseos

    El yoga recorre un sendero sin fin pero el viaje es mágico. Disfruta del proceso y si te ha gustado este artículo te animamos a que lo compartas en tus redes sociales y nos dejes un comentario.

    Síguenos en Instagram

    Y forma parte de nuestra comunidad JungleYogui